Car·na(e)·tion

Te escapas del tiempo y las distancias, como corriendo de todo aquello ineludible. Los doblas y moldeas a tu forma. Les das tú.

Y cual clavel, flor de dios, flor de día, perfumas con tu esencia toda la habitación, todo el año, todo el rato, todos lados. Estando, como siempre, sin estar; con tu presencia envuelta en lo ausente de ti.

Esquivas el viento de los días, me llevas con él, arrastrada sin rumbo, sin horas ni lugares, con momentos y no más. Me llevas contigo, dejándome aquí, dividida, desalmada y toda tuya, sin ti, sin mi, sin nada, con todo, en el limbo entre tú y yo.

Y aquí vivo, con mis flores, con tu tierra en mi suelo, en la línea entre el pronto y hace mucho. En todo eso que no eres tú, que no soy yo, que somos dos.

Aranza.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s