El nuevo nuevo testamento

Solemos creer que si dios existe o no, es cuestión de fé. Hay a quien la pura idea le atemoriza, ya sea porque creen, o justo porque no. Pero pocos son los que se atreven a partir de la idea de que sí existe, pero no es cómo nos lo han pintando. Juguemos por ahora, a que dios es. ¿Cómo es? ¿Quién es? ¿En dónde está? ¿Qué le gusta y qué no? ¿Quién le cae bien y quién le cae mal? ¿Tiene cara de señor, de anfibio, de chica, de gato… tiene cara? Un sinfín de preguntas nacen de la mano de ‘el creador’.

Le tout nouveau testament ( o en español, ‘El nuevo nuevo testamento’) responde a todo, o casi todo lo que alguna vez te preguntaste de ese señor que se dice hizo el universo, y lo hace de una forma poco predecible. Dios existe, y muy probablemente no es cómo te lo imagines, o sí, y si sí, te va a encantar. Sin embargo, gracias a dios -ja- este filme no se trata de él.

Sin afán de reseñar, vale la pena rescatar varios puntos de esta película belga; con el fin de contextualizar, he de decir que a mi parecer, pocas cosas caracterizan tanto a la posmodernidad como la sospecha, la falta de verdades universales, el nihilismo, y una cierta depresión colectiva que parece únicamente llevarnos a la nada. Además, resulta muy complicado explicar y deconstruir una época y una filosofía tan pero tan compleja y versátil, y me atrevo a decir, que son muy pocos los que logran hacerlo con humor. A mi gusto, Le tout nouveau testament lo hace de forma excelente.

Verdad universal: Dios. / No importa si crees o no: él es. / No importa cómo lo concibas: él es cómo es. / Tu desgracia tiene una razón de ser, y no, no es algo poético. / Hay mejores horizontes a los que aspirar… Sin embargo, no parece tener nada que ver con los humanos. / El feminismo y las concepciones de género y sexualidad más abiertas son lo de hoy, y muy probablemente el camino a una vida mucho más feliz y real.

ea

Ahora, favor de no confundir, esto no tiene absolutamente nada de mocho, la religión aquí cabe sólo a modo de chiste, el dogma y hasta las tradiciones tardan no más de una escena en caer en completa banalidad, para esconderse en un segundo plano, y permitir a la reflexión real de Jaco Van Dormael (director y co-escritor) salir a la luz, y con ella, relatar una historia única, linda, llena de amor y realidades.

Este planteamiento que oscila entre lo teológico, lo antropológico y lo sociológico, es un discurso cinematográfico que no puede escapárseles. Los invito a revisar esta propuesta que, atrevidamente abre puertas a una nueva forma de concebir muchos de los aspectos que rigen y moldean nuestra vida diaria.

Aranza.

 

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s