Espesor

Y es que pasan los días, las semanas y los meses y de pronto volteo atrás y no puedo evitar preguntarme ¿Se es feliz y ya en algún momento? ¿Acaso hay instantes donde todo se acomoda y simplemente está uno bien?

No quiero ser pesimista, es sólo que esta mezcla de sentimientos en la que vivo todos los días, a veces me arrebata el aliento, me siento desnuda, sin ningún tipo de motivación más allá de la obviedad de seguir viva.

Hoy es uno de esos días en los que hasta la idea del suicidio me da flojera. ¿Para qué vivir una vida sin razones? Y en eso digo ‘Bah, no seas tan pesimista’, y a modo de supervivencia me recito la lista de cosas buenas por las que supuestamente debo mantenerme en pie. Pero la verdad, la verdad todo me vale. En días como hoy, estoy aquí por compromiso, por obligación.

martin whemer

Miss Moss, Martin Wehmer

Y es que si pienso en lo que realmente creo de la vida, vivir por obligación es una tremenda estupidez, entonces las contradicciones comienzan a ahorcarme. Ahorcarme tanto como la soledad, la tristeza y lo que más me pesa hoy: la enorme decepción.

El mundo está lleno de mierda, gente mierda, actos mierda, climas mierda, guerras mierda, políticos mierda. Y sí, claro que hay cosas buenas, pero la mancha negra se encarga de espesarse, por lo menos en mi cabeza, por lo menos hoy.

Aranza.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s