50 años, 50 obras ¿En serio?

El siglo XX ha sido sin duda uno de los periodos más significativos para la consolidación artística y plástica de México; el Museo de Arte Moderno, desde su apertura, ha fungido como un recinto clave para el desarrollo del arte, la crítica, y la recepción, así como para la consolidación de los discursos estéticos en el ámbito público y privado del país.

Es por ello que la celebración de sus 50 años no podía pasarse por alto. El medio siglo del museo no sólo festeja los años de vida de éste, sino que simboliza toda una época para la cultura mexicana. El cumpleaños del museo engloba, supuestamente, el cumpleaños del arte moderno en la nación, como si fuesen uno mismo.

MAM1

Para esta celebración –aparentemente– fue menester hacer alarde de la importante colección que albergan las bodegas del MAM, es por eso que las ansias y la emoción corrían dentro de mi mientras caminaba hacía él desde Reforma. Eran los 50 años del MAM, lo más lógico era encontrarse con una exposición impecable, quizá una retrospectiva, o tal vez una nueva interpretación de los grandes de la primera mitad del siglo pasado, o no sé, a lo mejor una revisión peculiar al quehacer de esos años.

Captura+de+pantalla+2014-09-24+a+la(s)+18.34.21

Sin embargo, mi primer encuentro con la exposición fue un espectacular letrero que decía “50 años, obras” con focos como de camerino de estrella de Hollywood. Y efectivamente, cuando digo que era espectacular, es porque simplemente me hizo sentir en un espectáculo de Broadway, sensación que, a diferencia de lo que los curadores y museólogos buscaban –quiero pensar–, me hizo sentir completamente incómoda. En mi cabeza, tal vez demasiado cuadrada, ese letrero era una señal que me indicaba esperar todo lo peor.

10379858_10152787770584861_6894831726125734013_o

Curiosamente, entrando mi perspectiva cambió, salas de colores sobrios, paredes lisas, textos cortos, cuadros colgados y nada más; una exhibición simple que a primera vista dejaba mucho que desear. Comencé el recorrido llevándome ninguna sorpresa, la elección de artistas era predecible, las obras eran predecibles, y las menos de 10 esculturas que sobrevivieron al acervo de pintura, eran predecibles. Sin embargo, lo que sí me impresionó, fue la literalidad con que estaba “curada” la exhibición. A lado de una obra de una mujer con frutos, un cuadro de un mercado con frutos, y finalmente, otro señor con verduras. Así, en series aparentes con casi nulos motivos que vincularan una obra con la otra, el recorrido circular me llevó al final.

Captura+de+pantalla+2014-09-24+a+la(s)+18.33.53

Evidentemente el MAM tendría que exponer sus obras de Frida, de Diego, de Siqueiros, de Orozco, de Tamayo, y claro, otros como Leonora Carrington, Remedios Varo, María Izquierdo, Paali, Ángel Abraham. Parecía como si el criterio de selección hubiese sido: “los muy valiosos”, “los valiosos”, “los extranjeros”, “las mujeres” y “los de relleno”. Aclaro que esta jamás sería mi forma de percibir a autores y obras, mucho menos a quienes me estoy refiriendo; mi punto es que el poco discurso curatorial de la muestra me lleva a pensar que esa fue la forma de selección, y peor aún, que una vez seleccionadas sólo buscaron motivos formales aparentemente similares y se dispusieron a colgar sus troféicas piezas detrás del letrero de Broadway.

Captura+de+pantalla+2014-09-24+a+la(s)+18.34.33

Algunos artistas se repetían, y no precisamente con piezas icónicas o realmente increíbles, lo que me hizo pensar en cuál era realmente la intención de esta exposición: ¿Reconocer la labor artística del MAM y de su cuerpo de artistas? O ¿Pavonearse de su riquísima colección de arte moderno? O, en el peor de los casos, ¿Cumplir con el cumpleaños y exhibir lo evidente, recibir al público y volver a meter a las bodegas todo lo que salió por estos meses? No lo sé, el hecho es que no logré encontrar una línea que conectara una con la otra, fuera de que estaban ahí, eran de ahí, y representaban a aquí –México–.

A mediados de la exposición encontré una línea del tiempo. Era buena, tenía datos concretos e interesantes, relacionaba el arte moderno con el arte contemporáneo, las instancias públicas y privadas así como su incidencia en el arte y en el MAM, este recurso fue lo más valioso de la exposición. El único problema era que realmente era tanta la información, y tanta la gente, que resultaba más sencillo leer la museografía literal y volverse a asombrar con ‘Las Dos Fridas’ que realmente preocuparse por lo que había pasado en los últimos 50 años.

linea del tiempo

Finalmente antes de salir, una instalación con todos los personajes involucrados en el MAM, según la exposición, mostraba rostros y cuerpos sin nombres. Con suerte reconocí a uno que otro artista, y a una compañera que labora en el museo, hasta ahí. Había, sí, una lista con los nombres, pero eran tantos los personajes en las gloriosas gradas de medio siglo del museo, que resultaba imposible ponerle nombres a las caras.

50 años 50 obras

Salí de la muestra muy desconcertada, nada de lo que había visto era nuevo, pero tampoco era un pasado glorioso, por el contrario, era una reproducción de los prejuicios y jerarquías rancias de hace 50 años. No sentí que fuese una celebración del desarrollo y crecimiento del arte moderno y contemporáneo en México, sino que me sentí estancada en un pasado muy presente, con sus virtudes y sus defectos. 50 años, 50 obras, y menos de 50 artistas.

Aranza.

One thought on “50 años, 50 obras ¿En serio?

  1. wonderful put up, very informative. I’m wondering why the opposite experts of this sector don’t understand this.
    You should continue your writing. I am confident, you’ve a great readers’ base already!

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s