Amor u odio: por qué ir a Zona MACO

A más de una semana de Zona MACO y Material Art Fair me he encontrado con todo tipo de opiniones con respecto a estos dos eventos, durante los últimos días el mundo del arte en México se puso entre signos interrogantes -como cada año-. Por ello, decidí hacer una lista de razones por las cual SÍ asistir a estas ferias, ya sea que las amen o las odien, si están interesados o inmersos en la escena artística contemporánea puede que -espero- los siguientes puntos les hagan click.

  • ¿POR QUÉ ESPERAR ALGO CADA AÑO? (SI ANUALMENTE LEEMOS QUEJAS Y MALOS COMENTARIOS Y EXPERIENCIAS AL RESPECTO)

Porque a pesar de que estas ferias sí responden a los intereses de ciertos grupos específicos, elitistas y cerrados, incluso personales de unos cuantos, no dejan de ser espacios importantes que si bien no marcan tendencias mundiales, sí engloban y muestran las líneas que sigue el arte contemporáneo. Porque además de exponer a los titanes del arte, también traen una amplia sección de nuevas propuestas que sugieren el porvenir del hacer artístico a nivel internacional. Se espera algo año con año, porque en cada edición hay cosas y nombres nuevos, otros que se repiten y otros que no vuelven más; y estar al pendiente de ello puede ampliar en gran medida el panorama que se tiene del mundo del arte.

20150219-094755.jpg

  • DIFERENCIAS ENTRE ASISTIR A MUSEOS / GALERÍAS / FERIAS

No es lo mismo ver a Yayoi Kusama en el furor del Tamayo que en los pretenciosos (y numerosos) booths que la exhibieron este año en MACO, y definitivamente, no es lo mismo ver arte urbano en su habitat natural, que encerrado entre las paredes de tablaroca de un stand. Sin embargo, tampoco es lo mismo ver una obra conceptual, emergente nacional, enfrentada a una pieza clásica (moderna), francesa al óleo.

20150219-102628.jpg Ir a una feria de arte contemporáneo brinda la extravagante oportunidad de experimentar la convivencia entre galerías con distintos approaches, intereses, presupuestos, y fines. Estas ferias son la obligada articulación entre un discurso y otro, probablemente muy distinto, que terminan por alimentar uno en común -este puede ser el mercado, los públicos, o en su menor medida, la feria misma-. A mi parecer una de las mayores riquezas de estas ferias es que son como un buffet de arte, hay de todo y para todos, en cantidades ridículas, el plato nunca está vacío, hay cosas que te gustan y cosas que no, pero siempre sales satisfecho.

20150219-094643.jpg

  • ¿A QUIÉN ESTÁN DIRIGIDAS?

Después de mucha reflexión al respecto, aun no puedo ofrecer una respuesta. Sin embargo, terminé por pasar de una incertidumbre terrible, a reírme del asunto con puro humor negro.  ¿A quién fregados está dirigido Zona MACO? Sería muy ingenuo pensar que al público regular, ese público que se toma selfies y malpronuncia los nombres de los artistas, pues por supuesto que ellos no están ni contemplando desembolsar un peso que rebase el presupuesto del boleto y si acaso un helado. Entonces… ¿A los coleccionistas? ellos no van a MACO  a busca con que engrandecer sus colecciones, ellos obtienen citas priadas con galeristas y artistas; no tienen la necesidad de embutirse en el Centro Banamex junto a ordas de gente que desconoce lo que ve. Luego me llegó el rumor de que hay un grupo selecto de coleccionistas que la propia feria trae de alrededor de todo el mundo, los tratan como reyes y los convencen de comprar obras carísimas. No sé cual sea la verdadera intención de estas ferias, pero lo que sospecho es que realmente no importa, existen, nos encantan y las odiamos, no somos coleccionistas de alto nivel, ni somos bluffers de selfie de entrada por salida, así que… ¿Realmente importa? No.

20150219-095216.jpg

  • Y A TODO ESTO… ¿A QUÉ VA LA GENTE?

Otro misterio por resolver. Pasé días enteros observando y escuchando a los asistentes de MACO, me reí, me molesté y francamente no me sorprendí. Creo que hay básicamente dos tipos de públicos: quienes están interesados en el arte contemporáneo y realmente buscan conocer nuevas propuestas, nuevos nombres, comparar lo que se hace en México con lo que se hace en Berlín o Estambul, poder darse el gusto de ver un Picasso o un Calder. Ese público que con mayor o menor conocimiento se siente invitado por la curiosidad y el genuino interés de empaparse de la escena artística.

20150219-102204.jpg Y los otros, los que van a decir que fueron, esos que pasean por los pasillos buscando celebridades y hablando de Kusama y Hirst como si fuesen los seres más creativos que la Tierra ha presenciado. No sé a que van ellos, a bluffear, a entretenerse, a cambiar su rutina, es un misterio, es un fenómeno, que por molesto que sea, es natural y rompe -en cierta medida- el elitismo de las esferas artísticas. Van, y eso siempre es mejor que las salas expositivas vacías.

20150219-094925.jpg

  • ¿QUÉ APORTAN? / ¿DE QUÉ SIRVEN?

Pareciera que si bien hay cosas rescatables, el snobismo gana en la balanza del ir o no ir a estas ferias. Personalmente no lo veo así, creo que -como muchas otras instancias artísticas- estas ferias son un espacio importante de diálogo en el que los galeristas, artistas y públicos tienen la oportunidad de dedicarse a reflexionar sobre el panorama artístico. Pueden darse pláticas de lo más vanales, hasta conversaciones interesantes que terminen por ser intercambios culturales y hasta negocios. Estas ferias, además, aportan la increíble e inigualable oportunidad de visitar galerías de todo el mundo en un mismo sitio, permiten conversar con agentes artísticos de todas parte del planeta, comparar, hacer, deshacer la opinión de uno con las de los demás.

20150219-102403.jpg MACO y sus semejantes, son también buenas plataformas para impulsar artistas nuevos, para permitir echar un vistazo a los nuevos nombres del arte. Uno de los aspectos que considero más valioso de estas ferias, es que refuerzan la posición que tiene México como un país cuna de arte contemporáneo, frente a los mexicanos y frente al mundo. Estos eventos traen atención de todos lados a nuestro país y sus quehaceres artísticos, y sinceramente ¡Qué mejor! Además quienes vienen están dispuestos a invertir en la cultura mexicana, por ello dar un espacio gigantesco, como lo es MACO al desarrollo y diálogo de la práctica artística es tan importante como nación, pues no sólo beneficia a sujetos (dícese galeristas, artistas, coleccionistas, curadores), sino que termina por se un bien común para la cultural mexicana. Estas ferias posicionan a México como un foco de interés en el mundo del arte.

20150219-100043.jpg

  • ¿POR QUÉ ODIARLA?

Es importante aclarar que esta lista no tiene como misión defender a Zona MACO, ni a las ferias en general, sino que invita a asistir, ya sea para amarlas, odiarlas o incluso ser indiferente a ellas, pero ir, siempre ir. Por ello, es que también debo mencionar el lado terrible de la experiencia. Lo primero es el snobismo que se respira en la feria, que además de ser nefasto, es casi siempre vacío de conocimiento, la gente dice atrocidades dejando desnuda su falta de conocimiento (e incluso de criterio). Por otro lado, sin duda la monstruosidad de MACO reside en gran medida en que deja ver, y muy claramente, los incómodos intereses económicos que rigen la escena artística. Por supuesto que no culpo a las ferias de que así se maneje ese mundo, sin embargo, en estos eventos, esos intereses son tan obvios que terminan por opacar en gran medida la experiencia estética que uno pueda llegar a tener dentro de ellos. Además es tal el nivel de atracción que produce MACO, que la gente opta por no ir a otras exhibiciones, ferias, museos, galerías e ignoran todo lo que sucede alrededor de la feria -a veces aún asistiendo ignoran a la feria en sí.

20150219-102531.jpg Externo a la feria, también tengo que mostrar mi profundo rechazo por el exceso de comentarios que uno tiene que soportar al respecto, incluso es probable que este post contribuya a este derroche de opinión, lo siento si es así, no es la intención. (Con motivo de estos nefastos comentarios que proliferan en las redes) Me gustaría aprovechar para insistir en que el arte hoy en día no busca la belleza como motor principal, a veces no sólo no la busca, sino que se aleja completamente de ella, la rechaza, por favor, dejemos de juzgar el arte por si es bonito o no, hay mil aspectos más interesantes que operan en la obra de arte actual.

20150219-095418.jpg

  • ¿QUÉ RESCATAMOS?

Definitivamente rescato antes que nada todo lo que sucede alrededor de la feria, pues durante toda la semana hay inauguraciones, conversatorios, pláticas, conferencias y distintas actividades maravillosas que aprovechan el inmenso interés que MACO y Material despiertan en la gente, para contribuir con sus distintas perspectivas sobre el arte. Esta “semana del arte” es exquisita, enriquecedora, y muy divertida… no se diga la cantidad de fiestas que hay con motivo de las ferias.

20150219-102020.jpg También destaco, la idea de poder ver una parte de lo que el mundo tiene para ofrecer en materia de arte contemporáneo, de poder platicar con galeristas y artistas de distintos países y que compartan su visión del arte, de México y de todo lo que fluctúa alrededor de ambos. Aprecio mucho también el hecho de conocer las nuevas propuestas, que si bien están curadas por un consejo de MACO, abren preguntas nuevas, cuestionan artistas glorificados por la institución, permiten trazar nuevos horizontes, y placen a esa sed constante de ver más y más.

20150219-101812.jpg Creo que es importante rescatar estas ferias también dan algo muy interesante y bueno de qué hablar, es posible reflexionar en grupo, individualmente y compartir ideas que alimentan las conversaciones cotidianas inyectándolas de “lo nuevo” en el mundo del arte, y eso siempre se agradece.

20150219-101944.jpg En conclusión, esos son los puntos que considero primordiales a la hora de analizar MACO, evidentemente fuera de las obras en específico. Ámenla, ódienla, o simplemente véanle lo bueno y lo malo, pero vayan, vale la pena, en ambas direcciones, sí, pero lo vale.

20150219-101901.jpg Aranza.

One thought on “Amor u odio: por qué ir a Zona MACO

  1. Pingback: Una panorámica (incompleta) del arte contemporáneo en la Ciudad de México. (Parte 2 de 4) | Callejero

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s