El amor de las luciérnagas

Muchas son las historias de amor o desamor que en un escenario se han contado, muchos son los personajes con los que nos hemos identificado, o los que nos han hecho molestarnos, o la mejor amiga que todos tenemos, o las anécdotas que secretamente desde tu butaca compartes con el personaje que está allá del otro lado del telón.

Sin embargo, nunca son suficientes las historias que podemos coleccionar; en el cine, la televisión, la literatura, todo el tiempo estamos registrando nuevos cuentos, pero ninguno se cuenta tan cercano como el teatro, en vivo, a puerta cerrada, íntimo pero público a la vez.

En ‘El amor de las luciérnagas’, la historia de María: su doble, sus múltiples Marías, Lola: su amiga, la incondicional, Rómulo: el patán de sus sueños, Ramón: el regalo inesperado del viaje, sus padres: los extraños compañeros de la infancia de María; es un relato que nos regala el Teatro Helénico bajo el título de ‘El amor de las Luciérnagas’. Una historia que aunque conozcamos, nunca habíamos visto así. El relato de una joven (María) y su travesía en encontrar y destruir el resultado de su propia introspección, de su renuncia a sí misma, la lleva precisamente a darse cuenta de que quien es hoy, no necesariamente es quien fue, y a la vez sí, se encuentra con que la mejor manera de aceptarse es renunciando a sí misma.

20140718-113353.jpg
Podría escribir una sinopsis de la historia lineal, pero en el teatro se vive tan diferente, la puesta en escena tiene tantos ángulos paralelos y simultáneos para ver y plantear la historia, que simplemente fracasaría en hacerlo medianamente tan bien como ellos. Además de que el factor sorpresa siempre enriquece la experiencia de un modo único. Por ello, me reservaré a recomendar infinitamente esta obra.

Desde el momento que uno pisa el teatro, la escenografía intriga y cautiva al espectador, la música a lo largo de la puesta en escena no se diga ¡Preciosa y muy atinada!, las actuaciones de todos son muy peculiares, genuinas, y conforme van pasando las escenas toman más fuerza y se apropian cada vez más del personaje.

20140718-113436.jpg
Y la(s) historia(s) es tan común como diferente, maravillosa, cautivadora y muy divertida además de emocional.

Además, las constantes referencias políticas y literarias logran una empatía con un público naturalmente contextualizado, es decir, un público mexicano joven y adulto. Los personajes refuerzan este sentido empático al tener características y personalidades muy variadas, alcanzando un amplio espectro de cualidades.

Definitivamente una de las más bonitas, intrsopectivas y analíticas puestas en escena que he visto últimamente. La recomiendo en todos los sentidos. Conoce sus horarios, funciones, y múltiples descuentos entrando aquí. Aranza.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s